Evaluación al Sistema ALACFT del país

El Fondo Monetario Internacional (FMI), en el marco de la 4ª Ronda de Autoevaluaciones del Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica (GAFILAT), evaluó el sistema nacional Antilavado de Activos, Contra la Financiación del Terrorismo y la Financiación de la Proliferación de Armas de Destrucción Masiva (ALA/CFT-FPADM), frente al cumplimiento de las Recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI). Los resultados serán determinantes para el futuro económico y la imagen de Colombia en el ámbito internacional.

La evaluación es una revisión de los sistemas y mecanismos para instituir sistemas de prevención ALA/CFT robustos y efectivos. En este caso se examinan tanto el cumplimiento técnico de las 40 Recomendaciones del GAFI, como la efectividad en términos de aplicación de los 11 Resultados Inmediatos.

¿Quienes participaron en esta evaluación? Fueron entrevistados los actores claves del Sistema, es decir las entidades Reportantes, sus Supervisores, las entidades miembros de la Comisión de Coordinación Interinstitucional para el Control del Lavado de Activos – CCICLA como el Ministerio de Justicia, Ministerio de Defensa, Ministerio de Hacienda, Unidad de Información y Análisis Financiero, la Fiscalía General de la Nación, Policía Nacional, entre otros. El objetivo, verificar la consistencia de la información proporcionada por Colombia en materia de cumplimiento de las Recomendaciones, pero sobre todo para evaluar la efectividad de todas estas medidas normativas, administrativas y operativas.

En este contexto, es vital que los proveedores de información sean conscientes del papel que juegan en la lucha contra el lavado de activos y la financiación del terrorismo, debido a que en el apoyo que ellos brindan a los oficiales de cumplimiento en su labor de detectar operaciones sospechosas, por medio de la identificación del señales de alerta, fraude de identidad, etc., es donde inicia el eslabón en la cadena de detección /efectividad de la lucha contra los delincuentes y organizaciones criminales que pretenden utilizar los sistemas financieros y del sector real para legalizar sus ilícitos.

Es importante tener en cuenta que la cuarta ronda de evaluación contempla un nuevo componente de efectividad, que busca identificar el grado de cumplimiento frente a los objetivos de los estándares del GAFI, identificar las debilidades sistemáticas y dar prioridad a las medidas de mejora.

Planteando un escenario favorecedor, la evaluación debe ser vista como una ocasión para exponer los avances del país en materia ALA/CFT y el posicionamiento que ha tenido en los últimos años como uno de los Estados líderes en la materia.

No me queda duda que Colombia obtendrá un buen resultado de esta evaluación, entendiendo que como todos, los países no son infalibles y que tendremos muchos aspectos en los que trabajar y mejorar, los cuales serán de conocimiento público en diciembre de este año, cuando se publique el Informe de Evaluación Mutua.

 

Contáctenos para asesoría personalizada